Ya nadie recuerda a Marie Kondo

Hoy, en exclusivo, desde la vida cotidiana, nuestro enviado especial, Adrián Stoppelman, desafía las leyes de Marie Kondo y se niega a tirar las porquerías que acumulamos sin saber por qué en nuestros hogares. Léalo, antes que cambia de parecer y tire esta nota al demonio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.