«No es un privilegio, donde hay un pibe tiene que haber conectvidad», dice José María del Corral, director mundial de Scholas Ocurrentes, la fundación que apoya el papa Francisco.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *