Las imágenes dura siete minutos y medio y enlazan sucesivas secuencias de una versión reducida de ese dueto tradicional que fueron registradas por los bailarines en un living, en el comedor, en una terraza o en el balcón, desde ocho países distintos del continente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *