Reconocido en la región cuyana por su labor como dramaturgo, docente y productor, Uano se hizo cargo del Instituto Nacional del Teatro a principios de febrero, cuando nadie podía prever la aparición de la Covid-19 y el cierre de las salas. En diálogo con Télam, analizó la situación de la actividad en el marco de la pandemia.v

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *