Antes del concierto, el músico había manifestado que esta obra «en su monotonía y calidad límite, encaja bien con la situación actual de los artistas y parece un grito mudo» y advirtió que la situación actual «es brutal para los artistas, tanto física como mental y emocionalmente».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *