El portugués pasó los últimos dos meses en su casa de a Isla de Madeira, en Portugal, en la fase más aguda de la pandemia, y regresó a Turín el 4 de mayo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *